Reclamo - Comerciante del rubro gastronómico cuestiona a EPEC

“Me cobran, y con intereses, la energía que aún no usé”

A la parrilla El Colorado le llegó la factura de energía con el mismo consumo que tenía antes de la pandemia, cuando el local funcionaba a pleno. Su propietario controló, y vio que lo que dice el medidor no se condice con lo que le cobran
viernes, 22 de mayo de 2020 · 07:02

Carlos Dante Goya, empresario del rubro gastronómico desde hace más de 30 años (21 de los cuales los desarrolló en Villa María), no dudó en hacer pública su protesta contra la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC) debido a la última factura que le llegó.

“En el período 5 de 2020 me repiten la misma boleta que en el período 4, siendo que en ese período estuvo el negocio cerrado”, dijo el propietario de la tradicional parrilla El Colorado.

Muestra en las imágenes que ayer, cuando se tomaron las fotos, el medidor estaba en un consumo de 45.135 kw y en el de la factura que supuestamente fue “leída” el 14 de abril, es decir, hace más de un mes atrás, el medidor estaba en 46.636, unos 1.500 kw de más a la lectura de ayer y vaya a saber cuántos más de la que correspondió al día en que supuestamente pasaron a tomar los datos del consumo.

“La factura me llegó con el mismo consumo que cuando tenía abierta la parrilla, con los aires acondicionados encendidos y las heladeras en marcha, siendo que ahora sólo hacemos delivery de jueves a domingo y no prendemos los aires, y en lo que hace al sistema de frío, lo único encendido es la cámara”, planteó.

Cuando tenía la parrilla en marcha consumía, aproximadamente, 113 kw por día. “Ahora me quieren cobrar como si siguiera con ese consumo, es de locos”, apuntó.

“Aparte de ser una estafa, es una barbaridad los intereses que te cobran. La boleta que no pagué en el primer vencimiento era de más de $45 mil y en el segundo vencimiento ya me la cobran más de $46 mil. Es decir, pago intereses por algo que todavía no consumí”, dijo, sin ocultar su indignación. “Me están cobrando en un mes lo que voy a consumir en tres meses”, agregó.

“Para mí es claro que no pasaron a leer el medidor. No sé, hubieran tenido la delicadeza de poner lo mismo del año pasado, pero no, pusieron lo mismo que el mes pasado cuando teníamos el local abierto. Como si no supieran todo lo que pasa con la pandemia, que tenemos todo cerrado”, remarcó.

En un grupo de WhatsApp donde están unos 60 comerciantes del rubro gastronómico, Goya contó su experiencia y al menos tres personas expresaron que viven la misma situación.

“¿Cómo pretenden que con el negocio casi cerrado, porque con el delivery vendemos más o menos el 25% de lo que se vendía, pague facturas de 46 mil pesos?”, se preguntó.

“Yo le estoy poniendo plata de mi pensión de veterano de las Islas y de otros ingresos que tengo, porque no quiero tirar por la borda lo que hicimos desde hace más de 30 años. Pero te da mucha bronca”, añadió.

El comercio es precisamente uno de los sectores más golpeados en cuarentena, dado que sin facturar o facturando menos, tienen que hacer frente a los gastos de funcionamiento, entre los que se encuentra la abultada boleta de energía eléctrica.

 

Desde EPEC

Ante el reclamo del comerciante, El Diario se comunicó con Alfredo Camponovo, vocero de EPEC, quien señaló que no debería haber lectura estimada en estos tiempos.

“Sólo en algunos casos, como por ejemplo en Córdoba capital, donde las galerías estaban cerradas y no se podía ingresar a leer los medidores, se hizo de manera estimada. En el resto hay lectura real”, aseguró.

De todas maneras, si el caso que dio origen a esta nota fue hecho en base a una estimación, Camponovo indicó que no debe ser así y, por lo tanto, el comerciante tiene todo el derecho de reclamar.

“También puede ser que hayan pasado y se dé un error de lectura, en cuyo caso también se puede solucionar”, afirmó.

Para situaciones de esta naturaleza EPEC dispuso un correo electrónico específico destinado a comerciantes: atencionusuarioscomerciales@epec.com.ar es la dirección de e-mail a la que pueden comunicarse quienes, al igual que el Colo de la parrilla, les llegó una factura que no se condice con el consumo de un negocio prácticamente cerrado por la pandemia.

 

Más de
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios