Fundación Río Ctalamochita

Advierten del peligro de consumir peces obtenidos de nuestro río

El grupo apunta a que los dorados y sábalos “presentan una alta carga patogénica en sus tejidos a causa del ataque de hongos y bacterias”, por lo que podrían producir un grave daño a la salud de ser consumidos
martes, 15 de septiembre de 2020 · 08:12

La Fundación Río Ctalamochita lanzó una importante advertencia sobre el consumo de ejemplares de dorados y sábalos que sean capturados en nuestro río. El grupo de profesionales que la conforman están dedicados a la protección y conservación medioambiental de todo lo que implica la cuenca del río que atraviesa de punta a punta nuestra ciudad, y que se extiende por más de 300 kilómetros en nuestra provincia.

Puntualizaron que “desde hace meses están muriendo peces en nuestro río, en su gran mayoría ejemplares correspondientes a dorados (Salminus brasiliensis) y sábalos (Prochilodus lineatus)”. Esto comenzaron a observarlo desde julio en Bell Ville y alrededores, incluso en la cuenca del río Cuarto, pero “se ha intensificado en nuestra zona en los últimos días”.

Desde la fundación aseguran que la situación “ha sido denunciada a las autoridades correspondientes y es objeto de estudio de nuestra institución a través de sus biólogos especializados en la materia, cuya hipótesis principal sobre la causa hemos expuesto oportunamente”.

En ese sentido, resaltaron que la certeza que tienen es que los peces “presentan una alta carga patogénica en sus tejidos a causa del ataque de hongos y bacterias”, y de ahí la advertencia sobre “el peligro que conllevaría para la salud el consumo de estos ejemplares obtenidos en nuestro río”.

“Su consumo podría implicar un grave riesgo para la salud humana debido al estado patológico que presentan. Esto es aún más grave si los peces se obtuvieron muertos”, insistieron.

“Sabemos que el caudal podría jugar un papel clave en reducir estas complicaciones, para lo cual estamos solicitando reuniones con los organismos encargados del manejo del mismo y gestionando acciones para poder asegurar un caudal mínimo ecológico”, adelantaron sobre gestiones ante la Secretaría de Ambiente de la Provincia.

Paralelamente, indicaron, todos los días reciben imágenes e información “de que estos ejemplares están siendo recolectados muertos o capturados gravemente enfermos y utilizados para el consumo directo o su comercialización”.

A esto se le suma el hecho de que actualmente el río posee un caudal bastante reducido, por lo cual “aumenta la preocupación por los efluentes que día a día son vertidos al río, ya que los mismos no pueden diluirse fácilmente, y la situación merece un análisis profundo”.

“Asimismo, la vulnerabilidad de los peces en un río tan bajo facilita la pesca furtiva, para lo cual solicitamos encarecidamente se multipliquen los controles”, subrayaron.

Finalmente, convocaron a toda la sociedad “a colaborar con la causa y denunciar situaciones de irregularidades que puedan visualizarse en nuestro querido río”. Quienes deban denunciar alguna actividad que pueda estar afectando los recursos naturales pueden hacerlo al 0800-777-0220.

 

Más de
0%
Satisfacción
66%
Esperanza
0%
Bronca
33%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios