Mano a mano

Los gérmenes del odio colectivo

“Debemos luchar enérgicamente contra cualquiera de los posibles gérmenes del odio colectivo, no sólo por principios, sino también porque hay que hacer frente al mal también por nuestro propio interés.” Václac Havel
lunes, 1 de marzo de 2021 · 08:31

Escribe: Nancy Musa
DE NUESTRA REDACCION

En agosto de 1990, tras la caída del muro de Berlín, se realizó en Oslo una conferencia internacional que contó con la participación de reconocidos líderes políticos. El tema central se basó en el odio.

En dicho cónclave, sobresalió el discurso de un dramaturgo, último presidente de Checoslovaquia y primero de la República Checa. Václac Havel anticipó el peligro que representaba para el sistema mundial el germen del odio colectivo.

No se equivocó en su análisis. Treinta años después y en medio de una pandemia grave, ese sentimiento se ha extendido desatando todo tipo de conflictos.

¿Qué tipo de persona puede adorar La Parca hasta el punto de desear la muerte de un adversario o festejarla?

“En el subconsciente de los que odian dormita la perversa sensación de que ellos son los únicos auténticos portadores de la verdad absoluta”, indicó Havel en su exposición ante los principales líderes políticos de los 90.

El dirigente, que gobernó la República Checa desde 1993 a 2003, describió a los odiadores como personas frustrados e infelices. “El hombre que odia es esencialmente infeliz, nunca podrá alcanzar la felicidad total.”

“No hay diferencia entre el odio individual o colectivo; el que odia al individuo es muy probable que sucumba al odio de un grupo o que lo propague por él”, explicó aludiendo al odio tribal -tanto religioso, ideológico-doctrinal, social, nacional o cualquier otro.

 

Militando la muerte

Observando una foto de la marcha del pasado sábado en contra del gobierno, pensé en las consecuencias nefastas del odio. Manifestantes colocaron bolsas mortuorias con nombres de dirigentes en la Plaza de Mayo.

“La forma de manifestarse en democracia no puede ser exhibir frente a la Casa Rosada bolsas mortuorias con nombres de dirigentes políticos. Esta acción lamentable solo demuestra cómo muchos opositores conciben la República. No callemos ante semejante acto de barbarie.” Lo escribió el presidente Alberto Fernández en su cuenta de Twitter.

Horrorosa imagen. Ofensiva, perturbadora, injustificable. ¿Eso es la forma de hacer política? ¿Militar la muerte?

Es imposible pensar en un futuro frente a hechos tan lamentables. ¿No tuvimos suficientes muertos a lo largo de la historia?

Cargamos demasiadas penas en nuestras espaldas para permitirnos repetir la historia más negra. Los dirigentes de la oposición no pueden aceptar este tipo de mensajes que atentan contra la vida.

Václac Havel en su discurso en Oslo anticipó: “Debemos luchar enérgicamente contra cualquiera de los posibles gérmenes del odio colectivo, no sólo por principios, sino también porque hay que hacer frente al mal también por nuestro propio interés.”

Los representantes de partidos democráticos deberán tomar conciencia del peligro para la paz civil que representa ese tipo de señales violentas.

El pájaro de dos cabezas

Havel relató en su oratoria una leyenda oriental que grafica las consecuencias del odio.

“Los hindúes tienen una fábula sobre el pájaro mítico Bhérunda. Es un pájaro con un cuerpo, pero con dos cuellos, dos cabezas y dos conciencias independientes. A raíz de la continua convivencia, las dos cabezas empezaron a odiarse y decidieron hacerse daño entre sí, por lo que empezaron a tragar piedras y veneno.

El resultado es evidente: el pájaro Bhérunda empieza a tener espasmos y muere gimiendo en voz alta. Krishna, con su misericordia ilimitada, lo resucita para que recuerde siempre a los hombres cuál es el final de cualquier odio. Jamás consume sólo al odiado, sino siempre y a la vez -y puede que con más fuerza- al que odia.”

La sociedad se parece, en la actualidad, a un pájaro de dos cabezas. La división nos conduce a un camino imprevisible, si los referentes de las instituciones que componen el tejido social siguen incitando el enfrentamiento.

El uso de la mentira constante, el deseo de destruir a un gobierno democrático sin medir los efectos, el ataque permanente ha sido la estrategia opositora desde el primer minuto de la asunción del Frente de Todos.

Cualquier excusa es la herramienta usada por una minoría, con intereses propios, para limar los pilares de la democracia.

El odio es ciego, sin duda, la ambición también es ciega.

 

Cuidando la vida

El gobierno nacional, a la par de los Ejecutivos de todo el país, está tomando todas las acciones posibles para cuidar la vida. Argentina es uno de los países que logró obtener varios contratos para tener las vacunas que permitan proteger a parte de la población del COVID 19.

Un millón de vacunados hasta el momento, esta semana comenzarán a distribuir nuevas dosis de Sinopharm. Llegaron más de la Sputnik V y se espera en este mes nuevas partidas.

El esfuerzo realizado, ha provocado molestias en un sector político minoritario que desde el primer momento se ha manifestado en contra de las vacunas. En ese camino, fracasaron. La población comenzó, poco a poco, a demostrar su interés en recibir las dosis.

En un error, encontraron una nueva veta para llevar adelante su plan desestabilizador.

Un grupo de personas, no más de 30 en un millón, recibió la Sputnik por fuera el protocolo. El tema le costó la renuncia a uno de los mejores ministros de Salud que tuvo el país en su historia: Ginés González García.

Las malas prácticas de la política no descansan. Y salieron a protestar por lo que llamaron “un escándalo”.

Año electoral, ambiciones sueltas.

En el último año marcharon con la consigna “el virus no existe”, luego en contra la cuarentena, se manifestaron por la falta de libertad de expresión mientras gritaban a los cuatros vientos insultos contra el gobierno.

Después vino el ataque contra las vacunas, y ahora enojados porque quieren más vacunas.

Excusas, nada más. El bien común, tan pregonado, quedó bajo los escombros del odio.

Es de esperar que los dirigentes que abrazaron la política con vocación de servicio, sean del partido que sean, reaccionen a tiempo y dejen de avalar esta cruzada

que antepone los intereses económicos y personal al bienestar de un pueblo.

 

Inicio de sesiones

Hoy, la Asamblea legislativa inaugura en periodo de sesiones ordinarias. Será un acontecimiento fuera de lo habitual, con muchas presencias virtuales. La pandemia no terminó.

Puede haber sorpresas en el discurso del presidente de la Nación. Volverá a la carga con los temas que por falta de acompañamiento de la oposición quedaron en el tintero durante 2020.

La reforma judicial es uno de los pilares que no logró los votos necesarios en Diputados. El nombramiento del Procurador es otro de los temas pendientes.

¿Endurecerá el discurso el presidente después de los últimos hechos? La mayoría considera que sí. Alberto por sus características, difícilmente abandone el camino del diálogo. Sin embargo, es probable que demuestre la firmeza necesaria con los que se oponen a políticas indispensables para la marcha del país.

La vacuna y la reactivación de la economía son los dos objetivos de este año.

Si se cumplen, el país iniciará un camino de crecimiento.

Eso es lo que más molesta a los profetas del odio.

 

Clasificados 1.3.21

“La discusión es cómo aceleramos la vacunación de los maestros para proteger la presencialidad, que tiene una enorme importancia no solo por los aprendizajes y el impacto subjetivo que han tenidos nuestros chicos y chicas a lo largo del 2020, sino porque la escuela es un espacio donde se garantizan otros derechos en la Argentina."

Nicolás Trotta, ministro de Educación de la Nación

 

“El comportamiento social no está siendo el adecuado, como ocurrió en el caso de este gimnasio, que hicieron el evento sin autorización municipal y en donde no hubo protocolo. La vida tiene que seguir, pero, tenemos que acostumbrarnos a vivir en pandemia respetando los protocolos.”

Pedro Trecco, secretario de Salud del municipio

 

“Esto no es para hacer una caza y publicar los datos, sino para saber que se cumplieron los procedimientos y el plan de vacunación. No partimos de premisas ni preconceptos de que se están haciendo las cosas mal, lo que pedimos es para corroborar que se estén haciendo correctamente, y que se brinde información transparente para que la gente confíe en el plan de vacunación.”

Karina Bruno, presidenta del bloque Vamos Villa María

 

“Con este equipo, con el que venimos trabajando hace aproximadamente un año, pretendemos tener un radicalismo abierto a la sociedad, que vuelva a ser visto desde un lugar de poder.”

Cecilia Fernández, candidata a presidenta de la UCR Villa María por la Lista Experiencia y Juventud

3
2
50%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
33%
Incertidumbre
16%
Indiferencia

Comentarios