¿La masonería uniendo las dos villas?

Casimiro Altamira, uno de los habitantes más activos de Villa Nueva, permanece enterrado en Villa María. ¿El plano del cementerio La Piedad tiene algo que ver?
domingo, 14 de julio de 2019 · 11:34

Parece una ironía o una paradoja, pero es en el cementerio donde viven los recuerdos y varios libros que aún no han sido escritos. Allí conviven añosas remembranzas y, entre los senderos, el visitante va dialogando con el presente a través de los recuerdos de antaño. 

Con la fuerza que impone la foto aérea del cementerio La Piedad, uno ya se ha encontrado con un impacto simbólico que no es menor. La Masonería, esa orden que tiene un secretismo relativo, aparece y la presunción lleva a nuevas conjeturas. 

 Pero eso no es todo. Entre sus tierras, los testigos de una ciudad pujante, descansan, pero consigo se han llevado un pedazo importante de la identidad.

Allí, entre las arterias de la ciudad silenciosa se encuentra el mausoleo de Casimiro Altamira. Un apellido reiterado en las páginas de Villa Nueva pero que, sorpresivamente, descansa en Villa María. 

Teniendo presente la forma arquitectónica del lugar donde descansa y también su contacto con Joaquín Pereira y Domínguez (quien también se presume que era masón), uno puede imaginar que la presencia de Altamira no es casualidad.

El escenario es fácilmente individualizado, con una escultura alusiva al apellido en su parte superior, el monumento que reconoce al difunto también reza con inscripciones tales como “Como jefe político fue recto, justiciero, respetado y querido. Como esposo y padre lleno de cariño y de verdad. Como ciudadano, entusiasta defensor de la querida patria. Como amigo, sincero, leal y desinteresado”.

Asimismo, el Gobierno de la provincia de Córdoba también lo definió como una figura superlativa. Justo en una época en donde la orden (masónica) tenía una mayor predominancia a nivel federal.    

Luis Alberto Altamira, nieto de Casimiro, con Emma, su madre.

¿Quién fue? 

El linaje de tal apellido se desprende de don Pedro de Altamira y Arrieta, nacido en Los Pasajes, aunque sus predecesores habían llegado desde el país Vasco por el 1700, y hasta tiene una parentesco con Jerónimo Luis de Cabrera, fundador de Córdoba capital. 

Casimiro Altamira y Gallardo, particularmente, fue criado en San Javier. Allí, su abuelo fue el encargado de gran parte de su educación y hasta le dejó una herencia. 

Más tarde, el hombre se situaría en el Departamento Tercero Abajo (hoy General San Martín) donde formó un valioso establecimiento rural. 

Su trabajo haría que, tras dos décadas de andar por nuestra región, fuera jefe político del Departamento.

Arturo Azcano Colodrero detalla en su crónica de “Linajes de la Gobernación” que “(Casimiro) luchó con verdadero entusiasmo por el establecimiento de una línea de tranvías que uniera a Villa Nueva con Villa María”. Algo que lograría, pero el transporte duró muy poco.

Casado con la cordobesa Justa de Mendoza, el hombre tuvo cinco hijos: Mercedes, Etelvina, Julia, Casimiro, Justa y José María.

Este último (José María), nació en 1863, fue nada más y nada menos que intendente municipal de Villa Nueva. 

Casado con Emma García, tuvo cinco hijos: María Emma, José María, Oscar, Ricardo y Luis Roberto. 

Luis Roberto, quien abriera sus ojos durante 1908, y fue el primer historiador de la vecina ciudad. 

Pero no solo eso, dirigió el museo provincial de Bellas Artes y se encontró entre los redactores del diario Los Principios, entre tantas otras cosas. Hoy, en La Casa de la Cultura de Villa Nueva, la biblioteca municipal lleva su nombre. 

Por todo esto, el apellido Altamira se destaca entre las páginas doradas de nuestra ciudad y se desprende la pregunta respecto a la ubicación de su última morada.

 

¿Tendrá algo que ver el diseño del cementerio? ¿Tiene que ver la masonería? 

La forma de pirámide de tal construcción (un rasgo clásico) aumenta las presunciones. El contacto con las familias patricias de la provincia, donde los altos mandatarios de aquellos tiempos tejieron una relación directa con tal organización nacida en Francia, pone un halo de misterio en aquel espacio.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios