Historia de lucha de trabajadores

El primer laboratorio farmacéutico recuperado

Farmacoop es una cooperativa que apuesta a convertirse en un laboratorio de vanguardia en tecnología farmacéutica con perspectiva social. Desarrollaron el primer test argentino para detectar anticuerpos de coronavirus
lunes, 25 de enero de 2021 · 08:51

Días atrás, ANMAT aprobó la fabricación del primer test argentino para la detección rápida de anticuerpos de coronavirus. El desarrollo del test fue realizado gracias al trabajo conjunto entre la empresa recuperada Farmacoop y el sistema universitario nacional.

Farmacoop (ex-Roux-Ocefa) es el primer laboratorio farmacéutico recuperado en el mundo. Se fundó en 1935. Se especializaba en sueros, pero también hacía otros productos como cremas, comprimidos, jarabes y gotas. En 2016, la empresa que contaba con 450 trabajadores y dos plantas de producción entró en convocatoria a acreedores. “Lo mas alarmante en ese momento fue que empezaron a cerrar líneas de producción”, contó Bruno Di Mauro, presidente de la cooperativa, a Redacción.com.ar.

En enero de 2017, los trabajadores ocuparon una de las plantas, ubicada en Villa Luro, porque se propuso el lock out patronal. La ocupación duró tres meses y medio y allí se planteó la posibilidad de conformarse como cooperativa. “En abril de 2017 apareció una nueva patronal que compró las acciones de la empresa. En febrero de 2018 volvió a cambiar de manos. Y al poco tiempo empezaron los despidos masivos. Estaban vaciando la empresa de empleados y de maquinaria. Los trabajadores instalamos una carpa en el laboratorio de Villa Luro. Retomamos la pelea judicial para reclamar la quiebra de la empresa y conformarnos como cooperativa. El 30 de abril de 2019 nos dieron la continuidad de la empresa a favor de la cooperativa”, resumió Di Mauro. Hoy son alrededor de 100 trabajadores.

En marzo del año pasado, los trabajadores de la cooperativa terminaron de acondicionar las plantas y cuando estaba todo listo para volver a generar las habilitaciones de ANMAT, llegó la pandemia. Como se suspendió la inspección para producir medicamentos, en estos meses comenzaron con otro producto: alcohol en gel en bidones de cinco litros. Luego sumaron potes de 250 ml. También se encargaron del acondicionamiento y control de calidad de barbijos que hacen cooperativas textiles. Así fue como los trabajadores reconvirtieron la empresa para dar respuesta a la pandemia.

Hoy, son protagonistas por el desarrollo de las tiras reactivas del test que permite saber en cinco minutos si una persona tuvo o tiene coronavirus, un aspecto clave para realizar estudios poblacionales a gran escala, mapeo y segregación de áreas.

“El desarrollo se hizo entre el Cindefi, que es un instituto del Conicet de la Universidad Nacional de La Plata, una empresa privada nacional que se animó a invertir y nosotros, que pusimos la planta y el desarrollo de la producción”, afirmó Di Mauro.

 “Con el desarrollo del test demostramos que los trabajadores somos capaces de gestionar este tipo de empresas tan complejas y que no tenemos nada que envidiarle a nadie. Ahora estamos tratando de apostar a sumar en soberanía productiva, apostar a los desarrollos nacionales”, expresó Di Mauro.

“De a poco vamos sumando sectores productivos y habilitaciones. Tenemos dos plantas productivas con capacidad de dar trabajo a 150 o 200 personas”, expresó Di Mauro.

En este sentido, remarcó que “con cada desarrollo se genera trabajo a distintas Pymes y cooperativas que actúan como proveedores”, y contó que en el desarrollo del test articularon con distintas empresas nacionales.

2
1
25%
Satisfacción
50%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
25%
Indiferencia

Comentarios