UN TRISTE FINAL - Falleció entre la noche del miércoles y la mañana siguiente

Ilda Gay murió por hipotermia, perdida en medio de un maizal

La autopsia confirmó que sufrió un “shock cardiogénico irreversible”, producto de las bajas temperaturas a las que estuvo expuesta en un campo ubicado a unos 6.000 metros del Hospital Pasteur, hacia Tío Pujio. El cuerpo fue divisado por el fiscal Bosio desde el helicóptero de la Policía
domingo, 9 de junio de 2019 · 09:10

Escribe Daniel Rocha
De nuestra Redacción

Ilda Margarita Gay de Luna murió de frío. No fue asesinada ni atacada por algún animal. Su cuerpo no presentaba signos de violencia, pero tampoco de lucha o de defensa. Literalmente, falleció a raíz de las bajas temperaturas.

Acostada boca arriba, con la campera tejida de color rojo puesta, pero sin el pantalón ni las zapatillas y las medias -que estaban a un costado-, su pequeña y frágil humanidad fue divisada desde el helicóptero de la Policía de la Provincia de Córdoba que ayer se sumó a las intensas tareas de búsqueda que se venían desarrollando desde el lunes.

Muy deshidratada y perdida en medio de un maizal con plantas de más de dos metros de altura, Ilda fue víctima de hipotermia (disminución de la temperatura del cuerpo por debajo de lo normal) y su organismo sufrió un “shock cardiogénico irreversible”.

La mujer de 73 años, que estaba desaparecida desde la tarde del domingo pasado, falleció luego de haber caminado más de 10 kilómetros desde su casa, ubicada en cortada Necochea, en barrio Ameghino, hasta un campo ubicado a la vera de la ruta 9, a la altura del kilómetro 566, unos mil metros pasando el salón de eventos Greystone.

El lugar exacto donde fue hallado el cadáver, a las 10.10 de la mañana, se encuentra a 500 metros de la carpeta asfáltica, con dirección al suroeste, es decir hacia el río.

Un sembradío de maíz que todavía no fue cosechado se convirtió en un laberinto infranqueable para ella y la muerte la encontró luego de agonizar varias horas a la intemperie y en medio de temperaturas muy bajas, letales para una persona mayor.

El cuerpo de Ilda fue localizado gracias a la campera roja que llevaba puesta cuando desapareció el domingo

 

Detalles de la autopsia

El informe preliminar del médico forense Gustavo Rodríguez indica que la data de la muerte se ubica entre dos y cuatro días, obviamente a contar desde las primeras horas de la tarde de la víspera, cuando se realizó la autopsia en la Morgue Judicial del Hospital Regional Pasteur.

“No se hallaron signos externos de putrefacción y el cuerpo se conservó por el frío, que habitualmente retrasa los fenómenos cadavéricos”, le explicó Rodríguez al fiscal René Bosio luego de examinar el cuerpo de Ilda, lo que le permitió concluir que “la causa eficiente de la muerte fue la hipotermia”.

En efecto, el cadáver no se encontraba en descomposición ni generaba hedores fétidos, propios de esa situación. Por el contrario, fue hallado en buen estado de conservación gracias al ambiente frío en el que permaneció desde que se produjo el deceso, posiblemente entre la noche del miércoles y la mañana del día siguiente.

Tampoco fue alcanzado por alimañas como roedores o insectos, que suelen abundar en terrenos rurales.

Si bien la malograda septuagenaria sucumbió a causa de las bajas temperaturas, que en los últimos días fueron inferiores a los 5 grados, la hipotermia sufrida generó un shock cardiogénico y, con él, su muerte.

El shock o choque cardiogénico ocurre cuando el corazón es incapaz de bombear la cantidad suficiente de sangre que el cuerpo necesita. Las causas más comunes son complicaciones cardíacas serias, muchas de las cuales ocurren durante o después de un ataque cardíaco (infarto al miocardio).

El fiscal Bosio, junto a la prosecretaria Maritano, conversa con el mayor Rodríguez, jefe de la Patrulla Aérea

 

Otro megaoperativo

El sexto día consecutivo de búsqueda de Ilda Gay había comenzado a las 8 de la mañana en el Cuartel del Cuerpo de Bomberos Voluntarios, donde se concentraron los más de 30 efectivos convocados por el fiscal Bosio.

Acompañado por la prosecretaria Karina Maritano, el funcionario judicial se reunió previamente con el segundo jefe de la Unidad Departamental General San Martín, comisario inspector Juan Carlos Arias, quien estuvo a cargo de todo el operativo policial; el responsable de la Zona Nº 1, comisario inspector Maximiliano Funes, y el titular de la División Investigaciones, oficial principal Mariano Depetris.

Minutos después, el fiscal Bosio se reunió en la sede de Bomberos con el oficial ayudante Horacio Ahumada y los suboficiales Lucas Alfonso y José Pérez, quienes coordinaron la labor de todo el personal que intervino en la búsqueda.

A las 8.30, una treintena de policías, bomberos y miembros del Departamento Unidades de Alto Riesgo (DUAR) se concentraron en la intersección de la prolongación de calle Granaderos Argentinos -pasando el barrio La Calera- y el ripio que, a futuro, se convertirá en la avenida de circunvalación hacia la ruta nacional 158.

Diez grupos de tres efectivos cada uno comenzaron a “rastrillar” los campos ubicados sobre la margen izquierda de la ruta 9, hacia Tío Pujio.

El Eurocopter de la Policía fue clave para concluir la búsqueda. Una verdadera joyita del Gobierno provincial

 

Una “joya” que vuela

A las 9.20 arribó al Campus de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) el helicóptero perteneciente al Gobierno de Córdoba, pero que es utilizado por el Departamento de Patrulla Aérea de la Policía de la Provincia para tareas de salvataje.

Se trata de la aeronave Eurocopter AS-350 B3, matrícula LQ-COP, de origen francés, que está equipada con un sistema de observación digital, que incluso permite detectar personas a través de una cámara térmica que registra la temperatura corporal.

A las 9.40, el helicóptero piloteado por el comisario mayor Hugo Rodríguez (jefe de la Patrulla Aérea) volvió a despegar desde la cancha de fútbol de la UNVM, ya con el fiscal Bosio y el comisario inspector Funes a bordo, quienes realizaron una minuciosa búsqueda por distintos campos ubicados al noroeste de Greystone, en particular los maizales que hay a unos mil metros del salón de eventos, que no habían podido ser rastrillados hasta ayer, habida cuenta que se trata de un predio de difícil acceso por tierra y con plantas que superan los dos metros de altura.

Personal de la flamante Policía Científica de Villa María trabajó en el lugar del hallazgo

 

Un rápido hallazgo

El experimentado piloto, con más de 15 años en la fuerza, sobrevoló aquellos sembradíos hasta que el propio fiscal divisó un punto rojo en medio del maizal, a los 500 metros del trazado de la ruta 9. Eran exactamente las 10 y 10 de la mañana.

Sabiendo que la septuagenaria desaparecida vestía una campera de ese color, Bosio le pidió al mayor Rodríguez que se acercara al lugar y, desde muy baja altura, corroboraron que se trataba de un cuerpo humano.

El Eurocopter aterrizó en un camino que divide en dos el campo sembrado de maíz y luego de recorrer unos 50 metros entre medio de la tupida plantación, establecieron fehacientemente que la víctima era una mujer y que sus señas particulares coincidían con las de la perdona desaparecida.

En el lugar quedaron el comisario inspector Funes y el copiloto de la aeronave y, luego de fijar las coordenadas, el fiscal, el piloto y el operador de la cámara regresaron al Campus de la Universidad. Desde allí, Bosio se comunicó telefónicamente con uno de los hijos de Ilda, Claudio Luna, quien fue convocado para que se dirigiera al lugar del hallazgo a los efectos de reconocer el cuerpo.

Una hora más tarde y guiados desde el aire por el helicóptero, distintos móviles de la Policía y de Bomberos llegaron por los caminos rurales hasta el predio donde se hallaba el cuerpo. En uno de los patrulleros fue llevado Luna, quien luego de internarse en el sembradío confirmó que se trataba de su madre.

Claudio salió del maizal llorando, pero fue contenido por los efectivos que habían arribado con él.

Al mediodía, en tanto, llegó al lugar personal de la Dirección de Policía Científica (que tiene a su cargo la cooperación técnica criminalística necesaria para el ejercicio de las funciones de los fiscales), a bordo de uno de los vehículos que fueron entregados el pasado 23 de mayo por el Gobierno provincial al Ministerio Público y a la Unidad Departamental.

Los peritos especializados realizaron las tareas de rigor y exactamente a las 12.55 el cadáver fue retirado del maizal, cubierto y sobre una camilla de metal, para ser trasladado a la Morgue del Pasteur, donde se realizó la autopsia.

El operativo comenzó a las 8.30 detrás del barrio La Calera. Participaron unos 30 efectivos

 

Palabras de gratitud

Minutos más tarde, el fiscal Bosio reunió a los policías y bomberos que se encontraban en la zona, a quienes agradeció enfáticamente el trabajo desplegado durante los extenuantes cinco días que duró la búsqueda.

El funcionario elogió la labor de todo el personal e incluso destacó que gracias a los intensos rastrillajes realizados desde el lunes en numerosos predios rurales ubicados a ambas márgenes de la ruta 9 finalmente se llegó al maizal, al que solo se podía acceder con mayor facilidad desde el aire.

 

Más de
10
3
2%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
94%
Tristeza
2%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios