Expectativa tras la inspección judicial ocular realizada en Inriville

A tres días de la sentencia por el femicidio de Mariela Bortot

El mismo día se escucharán los alegatos del fiscal de cámara, el abogado de la querella y su par de la defensa. Son jornadas cruciales para la resolución de la causa
lunes, 12 de agosto de 2019 · 11:30

El próximo jueves será el momento de los alegatos, las deliberaciones y la sentencia del juicio por el abuso y crimen de Mariela Bortot, la mujer de Inriville cuyo sometimiento se constituyó en uno de los femicidios más cruentos y comentados del país.

Tras el inicio del juicio, en la Cámara del Crimen de Bell Ville, en el que está acusado Juan Ramón Rodríguez, se sucedieron los testimonios y el miércoles pasado los integrantes de la Cámara, los jurados populares, el fiscal y el abogado defensor, más familiares de la víctima y el imputado, quienes se trasladaron hasta esa localidad, donde siguieron tramo a tramo el último recorrido de la mujer trágicamente desaparecida.

Se trató de lo que técnicamente se denomina inspección judicial ocular, pericia en la que se describió los últimos momentos de la víctima con vida, desde que fue secuestrada hasta el lugar donde fue enterrada.

La pericia había sido pedida por la defensa en procura de desligar del hecho al acusado. Mediante la inspección ocular se representaron “los últimos momentos de vida de Mariela Bortot. Se reconstruyó desde que salió de su casa; el trayecto que siguió y se reconoció el lugar donde fueron enterrados sus restos”, dijo el defensor del único sospechoso del femicidio.

El abogado querellante, Horacio Baleani, dijo que “Rodríguez indicó con exactitud y precisión meridiana, a pesar de lo tupido de la vegetación, el lugar donde fue enterrada la víctima. Tal cual lo había contado desde la cárcel. Ello nos llamó mucho la atención”.

Mientras tanto, el abogado defensor, Marcelo Yasavedra, defensor de Rodríguez sostuvo que “se ha hecho una inspección ocular de la zona y para ello ha colaborado mi defendido puesto que fue él quien encontró los restos de la mujer. Esto fue pedido por la defensa; (mientras que) el anterior defensor había solicitado la reconstrucción de los hechos, aunque por entonces la Cámara no hizo lugar a este pedido, pero sí aceptó hacer una inspección ocular en el lugar de los hechos”.

Sayavedra expresó también que, luego de que sea peritada una maquinaria agrícola (la fumigadora que manejaba el imputado) se podrá establecer a partir de cuándo comienza la participación de Rodríguez en el hecho.

Los argumentos de la acusación giran en torno a que dicha máquina, una fumigadora, recorrió todo el trayecto del camino peritado con los restos de Mariela en su interior o sobre ella.

 

Todo un desatino

Poner a la hija de la víctima junto al acusado del crimen

Momentos de tensión e incidentes se vivieron cuando el fiscal de la Cámara del Crimen pidió que alguien de la altura de Mariela Bortot (entre 1,65 y 1,67 metro) se ubicara al lado del presunto homicida para reconstruir la escena del crimen.

Para ello se señaló a una de las hijas de la víctima quien no soportó la situación y rompió en llanto al arrimarse al imputado. ¿Acaso no había otra manera de establecer la comparación que colocar a la joven hija de Mariela a centímetros del presunto matador de su madre?

Fue en entonces que familiares de Bortot lanzaron  insultos e improperios contra el acusado quien debió ser sacado del lugar por personal policial.

18%
Satisfacción
0%
Esperanza
45%
Bronca
9%
Tristeza
0%
Incertidumbre
27%
Indiferencia

Comentarios