Juicio abreviado - Además deberá realizar tratamiento psicológico en la cárcel

Seis años de prisión por distribuir pornografía infantil por las redes

Gabriel “Gordo” Bargel fue declarado culpable de una serie de delitos sexuales cometidos en perjuicio de dos niñas menores de edad. Fue detenido a fines de julio de 2019 en barrio Mariano Moreno, luego de un reporte internacional
miércoles, 9 de junio de 2021 · 08:30

Un villamariense domiciliado en barrio Mariano Moreno fue condenado ayer a seis años de prisión de cumplimiento efectivo luego que confesara haber distribuido material pornográfico infantil a través de Internet, además de acosar sexualmente por redes sociales a dos nenas menores de edad, ambas de esta ciudad.

Se trata de Gabriel Antonio Bargel (29), quien al cabo de un juicio de trámite abreviado fue declarado autor penalmente responsable de los delitos de “tenencia de material pornográfico donde se exhiben menores de edad, con fines de distribución”; “producción de material pornográfico donde se exhiben menores de edad”; “distribución de material pornográfico donde se exhiben menores de edad, reiterado” (cuatro hechos), “grooming” (acoso sexual cibernético) y “promoción a la corrupción de menores”.

 

Detectado en EE.UU.

Bargel, alias “Gordo”, admitió su culpabilidad en todos los hechos que se le atribuían, por los que fue detenido el lunes 29 de julio de 2019 gracias a un reporte internacional difundido por el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC, por sus siglas en inglés), con sede en los Estados Unidos, que detectó las maniobras ilegales desplegadas desde una vivienda de Villa María.

A través de la comunicación de sus equipos técnicos, el “National Center for Missing and Exploited Children” alertó que en un domicilio ubicado en calle Puelo 674, en barrio Mariano Moreno, operaba un centro de distribución y tráfico de imágenes con contenido sexual de menores que se estaban distribuyendo a través de Internet, por lo que las autoridades argentinas anoticiaron el hecho a la Justicia villamariense para que desbaratara el accionar delictivo.

 

Allanamiento positivo

Fue así que personal de la Dirección de Investigación Operativa (DIO) de la Policía Judicial de Córdoba, conjuntamente con peritos de la Sección Cibercrimen y de Informática Forense, que dependen del Ministerio Público Fiscal de la Provincia, dieron cumplimiento a una orden de allanamiento dispuesta por la fiscal Juliana Companys.

Durante la minuciosa requisa, que contó con la participación de efectivos de la División Investigaciones de la Unidad Departamental General San Martín, los especialistas detuvieron a Bargel y secuestraron un teléfono celular, archivos digitales (entre ellos, abundante cantidad de fotos y videos), en todos los casos material relacionado a la causa judicial radicada en la Fiscalía de Instrucción del Segundo Turno.

 

A puertas cerradas

La audiencia de debate, que se realizó a puertas cerradas por tratarse de una causa de instancia privada con víctimas menores de edad, fue presidida por el camarista Félix Martínez y contó con la participación del fiscal Francisco Márquez y de la asesora letrada Silvina Muñoz.

El juez y las partes se dieron cita en la sala que la Cámara del Crimen local tiene en el quinto piso de Tribunales, mientras que Bargel siguió las deliberaciones desde la cárcel de barrio Belgrano (donde se encuentra alojado) a través del sistema de videoconferencia.

Previo al juicio, el acusador público y la defensora oficial habían acordado solicitar en sus respectivos  alegatos la pena finalmente impuesta por el magistrado si el imputado se declaraba culpable de todos los hechos, tal como ocurrió a poco de iniciado el proceso.

En su veredicto el juez Martínez dispuso que, durante el período de detención, el condenado deberá realizar en la cárcel un tratamiento psicológico adecuado a su problemática, coordinado por el Servicio Penitenciario de Córdoba.

A tenor de lo establecido por el artículo 14 del Código Penal (“la libertad condicional no se concederá cuando la pena fuera por delitos contra la integridad sexual”), Gabriel Bargel tendrá que cumplir íntegramente la sanción impuesta en la víspera, por lo que podrá salir de la cárcel recién a fines de julio de 2025.

 

Villamariense condenado por hechos de violencia de género

Braian David López (21), un albañil y jardinero domiciliado en Villa Nueva, fue condenado ayer en los Tribunales locales por hechos de violencia de género en perjuicio de su expareja  y recibió una pena de dos años de prisión efectiva, aunque también deberá realizar en la cárcel un tratamiento psicológico adecuado a  su problemática. Nacido en Villa María el 17 de julio de 1999, pero último domicilio en cortada 4 de Septiembre 1249 de la vecina ciudad, este joven convicto primario fue declarado culpable de los delitos de “lesiones leves calificadas” y “amenazas” al cabo de un juicio abreviado (confesó los hechos) realizado por videoconferencia que fue presidido por el camarista Félix Martínez y contó con la intervención el fiscal Francisco Márquez y de la asesora letrada Silvina Muñoz, quien estuvo a cargo de la Defensa.

 

Valorar noticia

80%
Satisfacción
0%
Esperanza
20%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios