Juicio abreviado en los Tribunales de Villa María

Prisión condicional y libertad para un hombre violento que amenazó y golpeó a su expareja

Sin antecedentes, pese a la imposición de tres años de prisión, la misma fue de carácter condicional y ayer mismo se dispuso la inmediata libertad del violento sujeto

Un hombre de 26 años, oriundo de Formosa, pero residente durante los últimos años en la vecina Arroyo Cabral, donde trabajo en una planta manicera, fue sentenciado ayer en los Tribunales de Villa María al ser encontrado culpable de violencia de género y de otros ilícitos.

El condenado resultó ser Claudio Ezequiel Rodríguez (foto), quien fue detenido en la localidad mencionada el 16 de marzo de 2023, por someter a hechos de violencia a su expareja.

Durante la mañana de ayer, en un juicio abreviado, la jueza Edith Lezama de Pereyra sentenció que Rodríguez a tres años de prisión de ejecución condicional, por lo que declaró su inmediata libertad.

Rodríguez fue hallado autor responsable de la autoría de los delitos de “amenazas calificadas, coacción, lesiones leves calificadas, desobediencia a la autoridad y daño”, hechos perpetrados en perjuicio de su expareja, cuando residía en Arroyo Cabral.

La serie de episodios violentos se sucedieron el 16 de marzo del año pasado, la misma jornada en la cual fue apresado y puesto a disposición de la Justicia.

Pese a la condena y a la orden de inmediata liberación, la funcionaria judicial resolvió que Rodríguez deberá fijar residencia y no cambiar la misma sin previa comunicación a la Justicia.

Así también, el condenado está obligado a someterse al Patronato de Liberados de la Provincia de Córdoba, a la vez que se le ordenó no mantener contacto con la persona damnificada.

Por otra parte, no tiene permitido consumir alcohol ni estupefacientes, a la vez que deberá recibir asistencia psicológica y/o psiquiátrica; en tanto, tendrá que cumplimentar sus estudios secundarios.

Durante el juicio tomaron parte, además de la jueza Lezama, el fiscal de la Cámara del Crimen, Francisco Márquez y, en calidad de abogada defensora, la asesora letrada Ivana Castoldi.

Comentarios