Reclamo - Por el adelanto de aumentos

Los docentes marcharon

jueves, 25 de noviembre de 2021 · 08:30

Docentes activos y jubilados se movilizaron ayer en la ciudad de Córdoba para reclamar “el adelanto de los aumentos salariales, la reapertura de paritarias, la eliminación del diferimiento jubilatorio y la derogación de la Ley 10.694”.

Cerca del mediodía, marcharon desde la sede de   la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) hasta las inmediaciones del Centro Cívico, custodiado por personal de la Policía, donde manifestaron “el rechazo al lamentable silencio del Gobierno y a la falta de respuesta” a los reclamos. “Frente al Panal, totalmente vallado y con presencia de cuerpos de Infantería de la Policía provincial, realizamos un acto en donde expresamos la necesidad de que se adelanten los aumentos salariales previstos para abonarse en enero, debido a la fuerte caída de nuestro poder adquisitivo a raíz del incesante aumento del precio de los productos de la canasta básica. A su vez, hicimos hincapié en la derogación del diferimiento jubilatorio que, sumado al proceso inflacionario, perjudica gravemente a las y los compañeros jubilados”, comunicaron.

“Nuestra intención es iniciar el ciclo lectivo 2022 sin conflictividad, pero también queremos un Gobierno que cuide la escuela, a los docentes, a los niños y jóvenes”, dijo el compañero secretario General, Juan Monserrat.

Y agregaron:?“En esta jornada reclamamos en las calles y seguiremos exigiendo que, de una vez por todas, el gobernador resuelva las injusticias manifiestas con todas y todos los docentes de nuestra provincia”.

 

Relanzan campaña - Tatuajes para sobrevivientes de la violencia

“Dicen que el tiempo cura las heridas, nosotras, tus cicatrices”. Ese el eslogan de TransformArte, una campaña que promueve tatuajes al costo, hasta tanto la eventual participación de sponsors permitan hacerlo de modo gratuito, entre sobrevivientes de violencia de género.

“Hicimos los primeros tres tatuajes el año pasado antes de la pandemia, pero el protocolo COVID-19 nos encarecía aún más los costos, así que tuvimos que hacer un ‘parate’ y estamos relanzando el proyecto junto a tatuadoras de la zona”, dijo a Télam la enfermera Pía Acosta, colaboradora del Centro de Protección Familia (Ceprofa), el cual participa de la campaña y está ubicado de la localidad cordobesa de La Falda, e impulsora de TransformArte.

Acosta recuerda con detalle cada uno de los casos; todos de mujeres de la zona de entre 19 y 27 años.

La primera mujer llegó a los tatuajes buscando resignificar las cicatrices de su cuerpo provocadas por el violento.

Hoy, un lindo diseño de un colibrí revoloteando alrededor de flores y lianas que forman el nombre de sus hijos, oculta totalmente aquellas marcas.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
100%
Indiferencia

Comentarios