Día del Trabajador de la Energía Eléctrica - Una cuestión de familia - Diego Bencivenga es la cuarta generación de empleados de Luz y Fuerza

“Lo más gratificante, la dignidad laboral”

El gremialista dijo que están orgullosos de sentirse respetados como trabajadores
sábado, 13 de julio de 2019 · 11:30

“Soy la cuarta generación de empleados de Luz y Fuerza, empezó mi bisabuelo, Eneas Bencivenga, trabajando en la Nueva Compañía Central Argentino; mi abuelo, Julián, en lo que ya era EPEC, con quien empezó la actividad gremial dentro de la familia porque formó parte del Consejo Directivo del sindicato ocupando un cargo relevante; mi papá, Ernesto, también trabajó en la empresa y fue parte del Consejo Directivo, aunque no en cargos tan relevantes como mi abuelo; y yo, que arranqué en 1998 formando parte de la cooperativa de trabajo del Sindicato de Luz y Fuerza y en 2004 entré de forma efectiva a la empresa”, contó ante El Diario Diego Bencivenga, quien desde el 6 de marzo pasado forma parte del Consejo Directivo del Sindicato de Luz y Fuerza.

“Empecé la actividad sindical en 2007, llegué a secretario de la seccional Villa María y hoy ocupo un cargo en el Consejo Directivo del sindicato”, agregó.

“La tradición dentro de la empresa y del gremio era que cada uno preparara a sus hijos pensando en un futuro dentro de la empresa. Fui a una escuela técnica, soy técnico electromecánico, y no es una casualidad que yo haya ido a ese colegio pensando en que seguramente podía darse la posibilidad de un futuro trabajando en EPEC, algo que hoy un poco se ha perdido porque estuvimos muchos años sin escuelas técnicas y porque por distintos motivos los hijos de los empleados han tomado otros caminos”, señaló.

“Hace un tiempo intentamos retomar ese camino, viendo los avances tecnológicos, y ahora se ofrecen capacitaciones como el plan FES de Finalización de Estudios Secundarios, una tecnicatura superior de Gestión del Sistema Eléctrico, que es la primera a nivel nacional. También tenemos capacitación para quienes están en las bolsas de trabajo, que en un futuro pueden ingresar a EPEC”, detalló.

 

El diálogo ante todo

“Lo más gratificante que aporta EPEC y el gremio es la dignidad laboral, si de algo estamos orgullosos los trabajadores de EPEC, y en lo que el gremio tuvo mucho que ver, es que nos sentimos respetados como trabajadores. Somos trabajadores dignos, no sufrimos la precarización laboral, más allá de que en los últimos tiempos sufrimos algunos embates con respecto a esto y que estamos defendiendo como gremio”, remarcó.

“En vez de tomar una postura de confrontación directa nos hemos sentado a dialogar y avanzar en ciertos puntos, tratando de no resignar los logros conquistados, estamos en medio de ese proceso, no sabemos cómo vamos a terminar. Vamos en el día a día buscando que se nos siga respetando, pero siempre a través del diálogo, que prima por sobre otro tipo de acciones. Apostamos al diálogo hasta las últimas instancias “, aseguró.

“Este es un sindicato que ha avanzado en múltiples aristas, hoy nos aporta turismo social durante todo el año, tenemos aportes económicos a través de créditos internos, una obra social muy buena, el sindicato nos da mucho y eso lo valoramos. En Villa María hay casi el 100% de afiliados porque saben que el gremio les brinda una amplia gama de ayuda”, apuntó.

“En estos tiempos difíciles en que los gremios están siendo atacados, es cuando más tenemos que apoyarlo para que las negociaciones terminen siendo positivas y hacernos fuertes ante esta situación”, concluyó.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios