El perro del camino

La particular aparición de un perro ayudó a una familia con cinco integrantes que se perdió la semana pasada durante dos días en la reserva de Villavicencio, Mendoza, donde las temperaturas son bajo cero
jueves, 9 de mayo de 2019 · 09:52

Un dramático rescate se dio hace algunos días en Mendoza, donde la aparición de un perro resultó vital para que hallaran su rumbo cinco integrantes de una familia.

La familia compuesta por el padre, la madre junto a sus tres hijos, de 12, 7 y 1 año fueron hallados en horas de la madrugada del 4 de mayo.

Desde la Fiscalía de turno de Uspallata solicitaron la colaboración de la Fuerza y de la Policía provincial, para dar con el paradero de los cinco integrantes de un núcleo familiar que se habrían perdido en inmediaciones a la Reserva Villavicencio o del Paraje San Alberto. Ante esta situación, se dispusieron rastrillajes por el lugar con resultados negativos, incluso con la participación de Gendarmería nacional.

Cerca de la medianoche del 4 de mayo, luego de dos días sin saber nada de la familia, efectivos de la Sección Núcleo dependiente del Escuadrón 27 recepcionaron un nuevo alerta que indicaba que un poblador de Pampa Canota (Clementillos) a  60 km de esa localidad, aseguró haber visto a los damnificados en zonas cercanas, motivo por el cual nuevamente se procedió a efectuar controles.

Tras recorrer 33 kilómetros los funcionarios hallaron a una de las personas extraviadas.

Se trataba del padre de familia que se encontraba acostado debajo de una piedra abrazado a un perro. Inmediatamente se le brindó atención sanitaria y contención.

Posteriormente se continuó hasta el sector señalado por el hombre, y luego de 16 kilómetros aproximadamente en una pendiente pronunciada y con temperaturas bajo cero se encontró la camioneta y en el interior el resto del grupo familiar. Quienes fueron trasladados al nosocomio local donde fueron atendidos con un diagnóstico de estado clínico estable.

Familiares y amigos agradecieron a las autoridades que participaron del rescate.

 

¿Y el can?

En temperaturas bajo cero y en sectores donde no “corre ni una mosca”, el padre de familia logró tener algo de calor con el perro, además de un sentido de la orientación que quizás no hubiera encontrado.

Como no había nadie en los alrededores cuando se vio perdido junto a su familia, el hombre de 47 años salió en busca de ayuda. Y en el camino halló al nuevo compañero, que apareció como un ángel de cuatro patitas.

“Salí de la camioneta tipo 7 y emprendí camino hasta la ruta 13, que es donde me podían rescatar. Ahí tomé camino por un puesto, el perro estaba camino de vuelta a la entrada de Pampa Canota. Se estaba haciendo de noche y yo estaba tomando agua, cargué la botella y apareció el perro. Ahí se hizo mi amigo y me acompañó hasta el lugar donde me encontraron”, relató el hombre.

Una vez que las autoridades dieron con el hombre, éste se encontraba abrazado a su fiel compañero bajo una piedra, a 16 kilómetros donde se encontraba su familia.

Tras el rescate, el perro luego se quedó con la familia. Y no era para menos.

Vale resaltar que cuando un perro está expuesto al frío durante un largo período de tiempo, la temperatura de su cuerpo cae, llevándolo a sufrir de hipotermia. Pero lo mismo pasa con los humanos.

Una baja temperatura corporal puede llevar a complicaciones casi fatales o fatales para la salud del perro.

Es así que hay que darse calor, apoyar las prendas del humano en el animal y colocarse en un lugar más cálido.

Es lo que hizo el padre de familia poco antes de ser encontrado.

 

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios