Se concurre tardíamente al médico ante un infarto

La importancia de una consulta cardiovascular a tiempo

Mildren Del Sueldo destacó la importancia de saber cómo proceder frente a problemas cardíacos en tiempos de COVID-19
tds
martes, 21 de abril de 2020 · 08:00

En este contexto de la pandemia de COVID-19 o coronavirus quiero transmitirles algunos conceptos.

En primer lugar contarles que Argentina implementó en forma temprana una cuarentena estricta con medidas de aislamiento, para intentar reducir la celeridad y magnitud del daño por COVID-19. 

La impresión es que se está logrando contener la enfermedad.

Esto también nos ha permitido prepararnos, armar nuestros protocolos y capacitarnos. Nuestros centros de atención se han adecuado para que en lo posible los casos febriles o con síntomas sospechosos, que potencialmente puedan ser pacientes infectados, tengan un circuito de atención separado de los otros tipos de consulta.

 

Una consecuencia no buscada

Pero estas medidas muy beneficiosas por cierto para contener la epidemia están generando consecuencias negativas involuntarias sobre la salud de nuestros pacientes que pueden tener un costo casi tan elevado como lo que se intenta evitar. 

En el caso del paciente cardiovascular, no consultar a tiempo puede ser potencialmente grave.

Reportes recientemente publicados informan una reducción de hasta un 50% en las derivaciones a servicios de hemodinamia para tratar los infartos agudos de miocardio, comparado con igual período de 2019.

No nos equivoquemos, los infartos se siguen produciendo, pero no se consulta o se demora esa consulta dos o tres días, llegando a la guardia con infartos evolucionados que conllevan un daño en el sistema cardiovascular mucho más grave y cuya evolución y pronóstico pueden ser ominosos o fatales.

Entonces ¿cómo proceder frente a los problemas cardíacos durante la epidemia?

Tres mensajes fundamentales:

1) Ante síntomas como dolor de pecho, agitación, palpitaciones, pérdida de conocimiento, etcétera, es imprescindible consultar.

Tanto los sistemas de emergencia domiciliaria como los consultorios de guardia de nuestras instituciones tienen perfectamente establecido cómo tienen que proceder.

Lo mismo ocurre con los consultorios ambulatorios que también cumplen estrictamente con las medidas de seguridad impartidas por nuestros ministerios. Por lo tanto, no deben tener miedo de consultar.

2) Mantener el contacto con los profesionales que los atienden.

En forma progresiva se han generado formas de consulta telefónica o telemedicina. Por lo tanto, averigüen qué sistema su médico o centro de salud ha implementado y úsenlo.

3) No suspender la medicación.

No existe ningún tratamiento cardiovascular ni para la presión arterial que deba ser cambiado o suspendido por la epidemia.

Por eso, si tenés algún síntoma comunicate con tu médico o centro de atención de confianza. No te quedes con la duda, dejá que nosotros te aconsejemos cuál es la mejor opción a seguir.

 

Dra. Mildren Del Sueldo
MP 19060 - ME 5866
Especialista en Cardiología
Directora del Consejo de la Mujer de la Sociedad Interamericana de Cardiología
Directora de Mujeres en Rojo Argentina

Más de
3
1
9%
Satisfacción
54%
Esperanza
0%
Bronca
18%
Tristeza
0%
Incertidumbre
18%
Indiferencia

Comentarios