En el último mes

Los análisis clínicos descendieron un 60%

tds
martes, 21 de abril de 2020 · 08:00

“Decimos que la protección ponía en riesgo la salud, porque mientras cerrábamos la puerta que evitaba el ingreso del COVID-19; las patologías crónicas preexistentes, a lo que debemos sumar los embarazos, seguían su curso y, sin controles, nos conducían a un desastre sanitario que tiene muchas posibilidades de ser mayor al provocado por la pandemia, desastre que podemos y debemos evitar poniendo la totalidad de los recursos humanos, científicos y tecnológicos con los que contamos los actores vinculados en el sistema de atención de salud”.

Así se expresó Carlos Navarro, presidente de la Federación de Bioquímicos de Córdoba (Febico), al advertir que la desatención de aquellas enfermedades crónicas en los últimos 30 días podría derivar en un problema mayor que el del propio coronavirus.

La situación podría mejorar a partir de esta semana, en que el Estado nacional implementó la excepción de la cuarentena para los laboratorios bioquímicos, a través de la Decisión Administrativa 524/2020.

Según dicha norma, se exceptuó del cumplimiento del “aislamiento social, preventivo y obligatorio” y de la prohibición de circular, en el ámbito de nuestra provincia y de otros distritos, al personal afectado a “laboratorios de análisis clínicos y centros de diagnóstico por imagen, con sistema de turno previo”, según reza el punto 6 de la citada decisión.

Navarro explicó que desde Febico ya se venía gestionando ante el sector financiador la implementación de prescripciones electrónicas, que le permitieran al médico solicitar prácticas necesarias para los controles por medios informáticos, las que una vez receptadas en los laboratorios puedan ser validadas por el bioquímico, quien coordinará con el beneficiario la fecha, hora y modalidad para la extracción de sangre u otro material biológico.

“Así, contribuimos con el aislamiento social y el médico recibe el informe con los resultados de las prácticas bioquímicas requeridas, que le permitirán o le ayudarán a tomar la decisión profesional respecto a mantener, modificar o aplicar los tratamientos médicos que de acuerdo a su saber y entender determine”, agregó.

Navarro ejemplificó la irregular situación, al cotejar los controles de beneficiarios de PAMI y Apross en el período 15 de marzo-15 de abril del año pasado con los realizados en el mismo período de este año.

Por caso, este año los afiliados de PAMI diagnosticados con hipertensión arterial que fueron a controlarse disminuyeron el 75% con respecto a 2019 y los de Apross, el 63%.

Más de
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
9%
Bronca
36%
Tristeza
45%
Incertidumbre
9%
Indiferencia

Comentarios