Entrevista con Gabriel Femopase, precursor del método

VIER, la cirugía de reconstrucción vaginal que abarca el arte, la estética y la salud

Se trata de un novedoso procedimiento quirúrgico que ofrece Grupo Roentgen
martes, 30 de noviembre de 2021 · 08:30

Un novedoso procedimiento quirúrgico de reconstrucción vaginal arribó al centro médico Roentgen. Se trata de VIER, una técnica de reparación vaginal interna y externa que tuvo su origen en 1989 en Córdoba capital y luego se expandió alrededor del mundo.

El precursor de VIER, el tocoginecólogo Gabriel Femopase (MP 17700) junto a la tocoginecóloga  Betiana Marinelli (MP 29549) dialogaron con El Diario para comentar las principales características de este procedimiento ambulatorio que toma aspectos del arte, la estética y la salud.

En ese marco, Femopase comentó que se trata de una cirugía reconstructiva que prevé una duración de una hora y media aproximadamente y utiliza un láser de dióxido de carbono. “El láser es el bisturí y te permite cortar, calentar los tejidos, controlar el sangrado con muchísima precisión y acceder a estructuras anatómicas que serían de muy difícil acceso con otro procedimiento”, explicó.

En cuanto a su resultado, mencionó que VIER utiliza la proporción áurea, un concepto que realza la armonía buscada en la zona genital.

“No es una labioplastía, sino que es una técnica quirúrgica que  reconstruye las estructuras anatómicas bajo ciertos patrones matemáticos, que son tan antiguos como la humanidad misma”, dijo Femopase y agregó: “Fidias, el arquitecto del Partenón utilizó una medida constante para el diseño de la estructura que es 1,618. Posteriormente, en El Hombre Vitruvio, la obra de Da Vinci, también se pueden observar las proporciones áureas”.

El tocoginecólo precisó: “Antes de diseñar la técnica quirúrgica, junto a una universidad de Estados Unidos empezamos a estudiar en un laboratorio de biomimetismo las estructuras que se encontraban en la naturaleza y que se iban repitiendo en diferentes especies”. “Analizamos las almejas gigantes del Pacífico y vimos que la charnela, la articulación de la almeja, estaba en proporción áurea. Estudiamos este ser vivo por la similitud que había entre los moluscos marinos y los genitales”, indicó.

En ese sentido, afirmó: “Después realizamos otros estudios de biomimetismos en el campo de la flora y de la botánica y encontramos la proporción áurea en muchísimos lugares”. “La investigación fue desplegada al estudio de la anatomía de los genitales y a partir de allí diseñamos esta técnica quirúrgica, donde la longitud total de la vulva dividida por la longitud del introito vulvar es 1,618, es decir, la proporción áurea”, aseveró.

Femopase destacó que ya lleva más de seis mil cirugías realizadas con dicho procedimiento y en nuestra ciudad ya se llevó a cabo la primera intervención. En ese marco, Marinelli acentuó: “La cirugía es fantástica, el 90% se realiza con láser y anestesia regional y el post operatorio es muy cómodo a pesar de ser la vulva una zona muy sensible”.

Según argumentaron los médicos, VIER es esta indicado para cualquier mujer que desee someterse a esta intervención, cualquiera sea la edad y no es necesario haber tenido hijos.

“Es una buena oportunidad para que la gente empiece a conocer sus genitales, su anatomía y comprenda que dentro del concepto de normalidad hay una variación muy grande”, estableció Femopase y añadió: “El cuerpo hoy tiene muy poco de natural, sino que es una expresión de la cultura. Lo podemos ver en el tamaño de las mamas, la nariz o cambiarse el color del cabello. Ahora, por primera vez dentro del campo médico se comienza a hablar de la sexualidad como una parte importante de la Salud”.

A su vez, remarcó que “todo lo estético es saludable y que no se trata de una labioplastía, sino de un procedimiento mucho más complejo, donde tenemos en cuenta no solamente la estética del labio sino la fisiología de la vulva en general”. Por su parte, Marinelli agregó que la intervención “está destinada a ciertas patologías como, por ejemplo, los desgarros post parto donde se observa un flujo continuo vulvo vaginal. A través del procedimiento la salud de la paciente mejora mucho”.

“El 70% de las mujeres con más de 50 años en Argentina tienen una disfunción sexual, y el 70% de esa disfunción está producida por modificaciones que deja el antecedente obstétrico”, precisó Femopase y agregó: “Estas técnicas apuntan a recuperar la anatomía y la fisiología genital, no solamente en el campo de lo orgánico sino también en recuperar lo relacionado al deseo y al placer que hace a la calidad de vida”.

En cuanto al post operatorio, el tocoginecólogo explicó que “es bastante cómodo. Por lo general nadie toma analgésicos, se debe aplicar hielo local las primeras 48 horas y no se pueden mantener relaciones sexuales durante 30 o 60 días, de acuerdo al procedimiento. La vida diaria se va volviendo a la normalidad según las necesidades y la evolución de cada paciente”. Asimismo, sostuvo: “Es muy común que después de estos procedimientos la experiencia multiorgásmica esté presente en el posoperatorio”.

Por último, el doctor remarcó que VIER es un procedimiento quirúrgico que está relacionado con los derechos humanos y fundamentalmente con el derecho al deseo y el derecho al placer”.

 

55 tets en la Marcha del Orgullo

Durante la Marcha del Orgullo, que se realizó el sábado pasado, fueron concretados 55 test de VIH al mismo tiempo que se brindó información y concientización sobre la enfermedad.

2
3
16%
Satisfacción
33%
Esperanza
50%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios