Para pacientes oncológicos

Entregaron la primera peluca solidaria

El grupo “Manos Hábiles” lleva adelante una tarea con amor y empatía. El primer accesorio ya fue entregado y el segundo está en camino; ambos quedarán en la ciudad
domingo, 2 de mayo de 2021 · 07:32

Un grupo de trabajadoras voluntarias que confeccionan pelucas para ser donadas a pacientes oncológicos entregó durante los últimos días el primer accesorio que tiene un valor mucho más que estético para aquellas personas que se encuentran pasando un momento adverso respecto a su estado de salud.

Ana Mellano, conocida peluquera local e integrante del grupo “Manos Hábiles”, le confirmó tal noticia a El Diario y narró: “Nosotras somos un grupo de voluntarias que realizamos tales pelucas oncológicas. Las mismas se entregan sin cargo. Son donadas ya que el cabello para confeccionarlas es donado y el material también”, explicó.

Con la primera entregada, mañana (“a más tardar”), se entregará la segunda.

“Todo lo hacemos ad honorem por la necesidad de las personas que están pasando por un mal momento. Esto viene a ser  como un mimo”, subrayó Mellano.

Respecto a los destinatarios, ambos complementos quedarán justamente en manos de vecinos de la ciudad.

“No se devuelven, salvo que la persona cuando ya no la necesite lo quiera. Pueden elegir entregarla. Para nosotros es un regalo que esperamos nunca más tenga que volver a utilizarlo”.

Respecto al camino previo y cómo se consiguen los cabellos, Mellano agradeció a todas las peluquerías y a las personas que forman parte de esta cruzada que está realizada pensando en el otro.

“Hay colegas de Villa María a los que les quiero agradecer infinitamente el trabajo desinteresado de mandar el cabello en buenas condiciones y bien preparado”.

“Y tal como yo, todas mis compañeras también agradecen el esfuerzo y la solidaridad. La verdad, cortarles el cabello y no cobrarlo porque es para poder donar, es algo muy importante”.

En referencia a lo que se viene, aseguró que se encuentran en la confección de otras, aunque no hay pedidos exactamente, la intención es ir preparando para el momento en el que hagan falta.

Vale la pena mencionar que tal grupo comenzó sus acciones a mediados del año pasado, pero por las restricciones frente a la pandemia de Covid-19 y teniendo en cuenta la salud (ya que muchas de ellas son pertenecientes a grupos de riesgo) no pudieron reunirse.

“Primero, por protocolo, no podíamos juntarnos y trabajamos mucho desde casa. Nosotras hacemos reuniones para dividir el trabajo y luego nos juntamos y armamos”.

 

Personas, tamaños y colores

De igual modo, el aporte definitivo no es fácil ya que conlleva una carga psicológica de cada persona en particular.

A estos procedimientos la entrevistada los recordó como un proceso cuidadoso y comentó: “Nosotros tenemos previamente una charla con la paciente. Es todo mayormente en cuanto a la situación psicológica. Es muy difícil asumir esa situación y hay muchas personas que no quieren usar una peluca ya sea por mil cosas distintas”.

“(Cuando la desea) conversamos, le preguntamos cómo la quiere (respecto al largo y  demás) y de qué manera se sentiría cómoda”.

“Es importante saber que el color y el tamaño tienen que ser parecidos al que ya tenía... si no fuera así va a convertirla una persona completamente distinta”.

“Siempre hay que comprender esta situación porque quien la recibe es una persona que está sensible y obviamente tenemos que cumplir ese rol para hacerla sentir cómoda”.

“La entrega, obviamente, es algo más bien reservado, en ese momento vamos a su casa o viene la persona directamente al taller y nosotras estamos presentes para ver si hay que hacerle un retoque”, redondeó.

 

Más de
75%
Satisfacción
25%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios