Fútbol / Entrevista - Claudio Martínez

“Hay un club que está bien y otros 19 que no”

Consultado por el presente de los clubes locales en el marco de la pandemia, el presidente de la Liga Villamariense aseguró que Universitario es el único que no tiene inconvenientes para atravesar este difícil momento. También se refirió a la posible vuelta de la actividad y habló sobre la postulaci
jueves, 21 de mayo de 2020 · 08:00

La pandemia del coronavirus generó innumerables perjuicios en la vida de un sinfín de actividades y el fútbol no está exento a una realidad tan preocupante y de panorama incierto.

Por ello, para conocer de qué manera está impactando la situación en la Liga Villamariense, El Diario entrevistó a su presidente, Claudio Martínez, quien además de realizar su análisis al respecto respondió preguntas de diversa índole sobre la actualidad de la entidad madre del fútbol regional.

-¿Imaginaba un parate tan extenso del fútbol cuando se decretó la cuarentena?

-No, esto nos tomó de sorpresa. Teníamos todo planificado para hacer un campeonato y un año muy importante para la Liga, pero solamente pudimos jugar la primera fecha del Apertura. Luego empezó la cuarentena y comenzaron a suspenderse actividades, primero el fútbol, por tratarse de un deporte de contacto. En un principio tuvimos autorización para jugar sin público, pero eso no era viable por los gastos que tenemos. Abrir una cancha cuesta dinero y los gastos para jugar un partido son muy importantes, los cuales se solventan con la venta de entradas. Si no se cuenta con ese ingreso para cubrir los gastos, no se puede jugar.

-¿Qué consecuencias ha dejado y dejará para la Liga tanto tiempo de inactividad?

-Las categorías superiores tienen ingresos por la televisión y reciben dinero de la Superliga, ahora llamada Liga Profesional y si ellos no pueden jugar, con los ingresos que reciben, por ejemplo, de Conmebol o FIFA, imagínense las ligas, que hemos quedado en el último lugar al que deben atender. En estos niveles lamentablemente no recibimos dinero de ningún sponsor, por lo que cada club tratará de arreglarse como pueda. Aquellos que tengan su documentación en regla podrán recibir un subsidio de hasta sesenta mil pesos, pero por diversos motivos no todos los clubes están con los balances al día. Hasta el momento han recibido aportes aquellas instituciones que tienen empleados en blanco, pero sabemos que en nuestros clubes todo se desarrolla bajo la colaboración de dirigentes y los mismos socios son quienes hacen todo el trabajo para que el club pueda funcionar.

-¿Y en lo estrictamente deportivo que cambios se van a originar a raíz de un parate tan extenso?

-Lo deportivo irá de la mano con lo económico. Actualmente vamos informando todo a través de WhatsApp y estamos viendo si aplicamos un sistema de sala Zoom para comunicarnos, pero, tanto por lo expresado por el Gobierno nacional como el provincial, sabemos que la última disciplina deportiva que va a volver a practicarse es el fútbol, pero a fin de año. Eso significa que primero debemos esperar que vuelvan a desarrollarse las disciplinas individuales, como, por ejemplo, el golf o el tenis. Si ellos todavía no pudieron volver a empezar, menos podremos hacerlo nosotros por ser un deporte que se desarrolla de manera grupal y con contacto entre sus protagonistas. A través de la Federación Cordobesa, Héctor “Pichi” Campana, presidente de la Agencia Córdoba Deportes, ya nos adelantó que el fútbol será lo último en volver  y a finales de año, siempre y cuando mejore la situación que se está viviendo por la pandemia.

Igualmente, si  nos dicen que podemos jugar sin público no podremos hacerlo porque no podrían cubrirse ni siquiera los gastos de apertura de una cancha. Primero hay que resolver nuestra situación, la de nuestras familias, la de aquellos que colaboran en los clubes y que hoy en día tienen que poner plata de su bolsillo para poder mantener a la institución mientras está pasando una actualidad económica muy mala porque su actividad todavía no está funcionando plenamente.

-¿Por qué hasta el momento la Liga Villamariense no hizo sesiones virtuales?

-Porque nos estamos manejando sobre un tema en el cual todavía no tenemos solución. No todos los clubes tienen los medios para sesionar de manera virtual, por lo que no puedo presionarlos para que salgan a comprar computadoras por la situación económica que estamos viviendo. No voy a obligarlos a que realicen ese gasto para hacer una reunión que hoy en día no nos va a conducir a nada, porque si podemos volver a jugar será recién a finales de año. Lo que sí podemos hacer es comenzar a reunirnos para analizar la problemática de cada club.

Creo que todos los clubes están en la misma situación, salvo Universitario, que depende de la plata que le envía el Estado a través de la Universidad Nacional y no necesita de los socios ni de dirigentes que metan la mano en su bolsillo para poder hacer fútbol, como sí sucede en los demás 19 clubes de nuestra liga. Entonces, hay un club que está bien y otros 19 que no.

Los clubes de la región pueden estar teniendo algún apoyo de sus municipios, algo que no está pasando en Villa María. También está la problemática que muchos atraviesan con EPEC por las altas facturas del servicio que deben abonar. Ahora las canchas están paradas, pero igual tienen que pagar un mínimo y algunos están acumulando boletas que no están pudiendo pagar.

Yo converso con los representantes de varios clubes y me cuentan que están pasando una situación económica muy mala. Implementaremos el sistema Zoom como lo están haciendo algunas ligas, pero tenemos que seguir esperando. Unicamente escucharemos el protocolo del infectólogo que nos está asesorando.

Cuando se reanude la actividad, los clubes tendrán que hacer un gasto para cumplir con los protocolos requeridos para poder comenzar con los entrenamientos.

-¿En qué quedó el tema de la Asamblea para renovar autoridades?

-Cuando llamamos a Asamblea Ordinaria, Inspección de Personas Jurídicas (IPJ) nos dijo que primero teníamos que resolver la situación de las modificaciones que hicimos en el estatuto que están referidas a la modalidad de elección para definir el cargo de presidente, aspecto en el que había un vacío legal. Por ese vacío, me tocó ir a tres elecciones con el presidente anterior. El presidente en funciones necesitaba dos tercios de los votos para ganar y su contrincante tenía que obtener la mayoría simple para imponerse. En ese momento, Airaldi no consiguió los dos tercios de los votos y yo no conseguí la mayoría simple, razón por la que tuvimos que realizar las elecciones tres veces y lo tuvimos que definir apoyándonos en la mayoría simple. Así fui electo en 2014, reelecto por primera vez en 2017 y allí se produjo el cambio en el estatuto. Uno no sabe por qué IPJ aprueba los puntos pero dice que le asamblea está mal pedida. Al momento de la asamblea, IPJ no se había pronunciado a favor en contra del llamado a esa asamblea y por esa razón no se pudo realizar.

Los clubes me pidieron que vaya por una segunda reelección para mantener este proyecto y por eso decidí volver a ser candidato a presidente. Esperaremos que todo se reactive, hacer las reuniones y que se liberen las rutas para llamar nuevamente a asamblea, porque muchos asambleístas necesitan viajar para poder participar de la misma.

-¿Qué clubes le pidieron que sea otra vez candidato a presidente?

-La mayoría de los que integran la Comisión Directiva, porque queremos mantener este proyecto que después de tantos años de trabajo logró la concreción del infanto-juvenil. Cuando asumí la Presidencia había 14 clubes en la Liga y dije que iba a trabajar para engrandecerla en cantidad. Así fue que salimos a buscar a todas las instituciones que hacía muchos años no estaban participando y a trabajar para que aceptaran volver. No es fácil lograr la vuelta de una institución que hace más de 20 años no está participando, es algo que requiere mucho trabajo y logramos cumplir con el proyecto de tener 20 clubes.

El infanto-juvenil se creó para que cada club tenga a su jugador inscripto, para que el día de mañana puedan cobrar un derecho de formación y para evitar que algunos técnicos golondrinas se hagan los empresarios y se lleven a los chicos sin dejarle nada a los clubes que tanto sacrificio hicieron para contenerlos durante tanto tiempo.

Con mucho sacrificio también logramos concretar el torneo de fútbol femenino. AFA nos pidió que lo hiciéramos y lo hicimos con un esfuerzo enorme de todos los dirigentes que están en la Comisión Directiva.

Queremos acentuar el proyecto, que siga el infanto-juvenil, que continúe el fútbol femenino y mantener el número de 20 instituciones. Hay clubes de Villa María que no colaboran, y es normal que no estén todos conformes, pero seguiremos trabajando para la continuidad de este proyecto.

También está en carpeta la creación del torneo de fútbol de salón, con el cual se cubrirían todas las disciplinas que necesitamos para estar dentro del esquema del fútbol federado de AFA.

-¿Qué te pareció la postulación a la Presidencia de Diego Conrero?

-Es un dirigente joven y hace tres años lo sumé para trabajar. No conocía nada de fútbol, solamente era padre de un jugador. Lo sumé por su experiencia y para sumar gente nueva con el objetivo de refrescar un poco el ámbito, pero lamentablemente le di el cargo de Divisiones Inferiores y muchos clubes me pidieron su receso porque no tenía experiencia para ocupar ese lugar. El jugador de fútbol nace buen jugador, pero el dirigente se va formando. El es un dirigente joven al que le falta experiencia, pero en la Liga no se le puede negar a nadie la posibilidad de presentarse como candidato a presidente. Después los clubes definirán si es bueno o no.

Cuando estuvo trabajando conmigo terminó renunciando porque no se armó el seleccionado Sub-15, al que quiso privatizar y ponerle un técnico de su procedencia. Muchos dirigentes me dijeron que ese entrenador había tenido problemas particulares, algo de lo que me enteré después, pero lamentablemente Conrero no encontró el dinero para afrontar el proyecto y decidí que no iba a endeudar a la Liga para participar de un provincial.

-¿Cómo está económicamente la Liga Villamariense?

-Hemos tomado dos nuevos empleados, luego de la partida de dos de mucha experiencia, y se está cobrando el 50% de las cuotas, porque hay que pagarles a esos empleados. Hicimos un informe en el que determinamos que vamos a cubrir los sueldos hasta junio y en julio veremos qué sucede. En ese momento veremos en qué situación están los clubes y si no podemos afrontar los gastos sacaremos un crédito para abonar los sueldos, porque la prioridad son los empleados y ellos no tienen la culpa de no poder cobrar.

-¿Es cierto que la Liga Villamariense no participó de las sesiones virtuales que hizo la Federación Cordobesa durante la cuarentena?

-Estamos conectados permanentemente por WhatsApp y efectivamente no participamos de la primera reunión virtual, porque fue solamente para informarnos que Héctor Campana no tenía soluciones para el fútbol. Sabíamos que ese era el tema que se iba a tratar en esa reunión virtual y por eso no participamos. Hoy la Federación Cordobesa mucho no puede hacer y sabemos que tenemos que esperar hasta que nos digan que el fútbol se puede volver a jugar, pero con público. Esta es una larga espera y esperamos tener novedades para agosto o septiembre. Hoy solamente se hablan conjeturas y por eso no participamos de las reuniones virtuales.

-¿Qué mensaje le da a todos los protagonistas del fútbol de la Liga?

-Si queremos volver al fútbol todos van a tener que poner su granito de arena. Tanto los jugadores como los entrenadores y los árbitros van a tener que resignar algo de sus ingresos. Si ellos no resignan nada, tendremos que hacer un fútbol Sub-20 con chicos jóvenes que quieran jugar y que no pretendan cobrar, porque estamos viviendo una situación económica muy mala y cuando volvamos a las prácticas todo va a estar peor.

Más de
1
1
0%
Satisfacción
28%
Esperanza
57%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
14%
Indiferencia

Comentarios