Recuperaron una maquinaria agrícola adquirida con cheques “truchos”

Detuvieron a un bellvillense que estafó a productor de Villa María

Se trata de Juan Liuzzo, quien fue arrestado en aquella ciudad por una maniobra delictiva perpetrada hace casi dos meses. Con dos cheques apócrifos, le compró una extractora de cereales a Rafael Morant, quien posee un campo en Tío Pujio
jueves, 2 de julio de 2020 · 10:19

La Policía villamariense logró esclarecer una estafa perpetrada por un sujeto oriundo de Bell Ville, quien el pasado 11 de mayo adquirió una máquina agrícola que había puesto a la venta por Internet un productor agropecuario domiciliado en esta ciudad, utilizando para dicha operación dos cheques falsos.

Juan Angel Liuzzo, de 26 años (nació en aquella ciudad el 12 de julio de 1993), fue arrestado a primera hora de la mañana de ayer en su domicilio particular, ubicado en pasaje Martín Fierro 927 de Bell Ville, donde se hicieron presentes efectivos de la División Investigaciones de la Unidad Departamental General San Martín, a las órdenes del comisario inspector Maximiliano Funes, con la colaboración de personal policial de la Departamental Unión.

El procedimiento se concretó minutos antes de las 6 y en la vivienda allanada no solo se detuvo al sospechoso, sino que también se secuestraron dos teléfonos celulares que serán sometidos a pericias informáticas para corroborar si alguno de ellos fue utilizado por Liuzzo para consumar la estafa.

Los hechos delictivos que investiga la Justicia local se produjeron hace casi dos meses, cuando el productor agropecuario Rafael Morant, domiciliado en Villa María y propietario de un campo ubicado en la zona rural de Tío Pujio, le entregó a un fletero una extractora de cereales usada, marca Agromec 3000, de color verde.

 

Supuesto comprador

El fletero que había sido contratado por Liuzzo para retirar dicha maquinaria en el campo de Morant el 11 de mayo llevó dos cheques que le entregó el comprador, que hasta ese momento se identificaba como Daniel Gerardo Figueres, aunque luego se comprobó que el estafador estaba utilizando el nombre de un ciudadano de Bell Ville (justamente Figueres) para realizar las maniobras delictivas.

El día de la transacción, el fletero José Ponce, que nada tiene que ver con los hechos, llevó los dos cheques que le dio el supuesto Figueres, cada uno de ellos por 240 mil pesos, a pesar de que la extractora de cereales costaba 350 mil pesos.

Morant entregó la máquina y Ponce se retiró del campo diciéndole que la debía llevar hasta una estación de servicios Shell ubicada sobre ruta 9, en la ciudad de Bell Ville.

Los valores eran del Banco Santander Río y pertenecían a la cuenta de la empresa Bruno Construcciones SA, con sede en la localidad Bonaerense de Saladillo. Uno de los cheques tenía fecha de cobro el pasado 8 de junio y el otro el 23 del mismo mes.

Previo a concretar la operación, el presunto Figueres le dijo a Morant que cuando entraran ambos cheques, los 130 mil pesos que “sobraban” (de los 480 mil) se los depositara en una cuenta y que, para tal efecto, después le enviaría el CBU para realizar dicho reintegro.

El productor villamariense realizó consultas sobre la cuenta de los cheques y se quedó tranquilo porque la empresa constructora tenía respaldo económico.

La extractora fue recuperada por la Policía en un camino rural de Bell Ville

El cheque era falso

Pero al depositar el primero de los valores en la cuenta de su hija, Madelen Morant, el 9 de junio, es decir al día siguiente de su fecha de cobro, la llamaron desde el Banco Santander informándole que fuera a buscarlo porque el mismo era apócrifo.

Poco después, el productor se comunicó vía WhatsApp con el comprador (hasta ese momento el supuesto Figueres), quien les informó que la semana siguiente vendría a Villa María para solucionar el problema.

Sin embargo, Morant hizo algunas averiguaciones y logró establecer que el sujeto no se apellidaba Figueres, sino que usaba ese nombre para realizar las maniobras defraudatorias, y que además tenía un antecedente por un delito similar.

Entonces Morant se comunicó con el fletero, quien le dijo que no sabía nada del sujeto en cuestión, ya que solo lo había contactado para llevar los cheques y trasladar la extractora de cereales a Bell Ville.

Con los elementos de prueba reunidos durante la investigación, el fiscal René Bosio ordenó la detención de Liuzzo, quien fue trasladado a esta ciudad imputado como presunto autor del delito de “estafa” y quedó alojado en la Alcaidía de barrio San Justo a la espera de ser indagado.

En tanto, la extractora de cereales fue recuperada por los investigadores policiales hace algunos días a la vera de un camino rural próximo a Bell Ville, por lo que luego de establecerse que pertenecía a Rafael Morant, le fue restituida de inmediato.

 

Un hecho parecido

Con respecto al antecedente que se le atribuye a Liuzzo, se trata de un hecho similar, pero cometido en la ciudad santafesina de Rufino el 5 de abril de 2019 en perjuicio de un productor agropecuario de esa región.

Por ese hecho, Liuzzo fue detenido y procesado junto a otro bellvillense, Alan Agustín Cancela (29), quienes recuperaron la libertad poco tiempo después ya que la causa fue caratulada como “estafa en grado de tentativa”.

Al momento de arrestarlos, la Policía le secuestró a Cancela dos teléfonos celulares y dos cheques del Banco Nación, de pago diferido, por montos de $138.626 y $279.684, uno de los cuales había sido denunciado por la víctima de la maniobra defraudatoria.

Más de
2
1
42%
Satisfacción
0%
Esperanza
36%
Bronca
15%
Tristeza
0%
Incertidumbre
5%
Indiferencia

Comentarios